Fundamentos estratégicos como base de la Comunicación Corporativa

Siendo la comunicación una función orgánica en el hombre, lo es también para las organizaciones, que no son otra cosa que un conjunto más o menos sistematizado y organizado de personas con un propósito común.

Pero las decisiones que enmarcan las políticas comunicacionales de las organizaciones no pueden ser aleatorias ni caprichosas. De hecho tienen, o al menos en el sentido más profesional deberían tener su origen en los enunciados fundacionales de la propia organización. No responde a fórmulas pre-establecidas ni a manuales adaptables. Es un traje customizado, que toma los referentes en la soslayada, y a veces encriptada, misión y visión de la empresa.

Estos enunciados son la fuente de la cual se debe nutrir la comunicación corporativa, ya que en ellos están establecidos los parámetros sobre lo que la organización es y lo que pretender llegar a hacer. En términos de comunicación: la identidad y la proyección que se hace de ella.

De allí que todo proceso de consultoría en comunicación corporativa debe empezar por la honesta revisión de estos enunciados, a fin de verificar que realmente responden a lo que la organización hace y desea hacer a futuro. Esas respuestas están única y exclusivamente en las mentes directivas, pues son ellos quienes definen el rumbo operativo, administrativo y financiero de la organización.

 Definido este aspecto y validado en términos de un acuerdo consensuado de las autoridades empresariales, se comienza el trabajo de disección de estos enunciados en términos de palabras claves que definen una gramática para toda la corporación, la cual debe normarse y aplicarse en las prácticas diarias a través de los canales existentes internos y externos, para ir forjando poco a poco, lo que en términos deseables del marketing se denomina posicionamiento.

La comunicación corporativa va más allá de una directriz de campañas aisladas, pues realmente lo que busca es modelar una conducta organizacional que sea reconocible desde cualquier perspectiva interna o externa, y que sea cónsona con los objetivos comerciales, institucionales y operativos de la organización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *